La Asociación Mexicana de Profesores de Bioquímica, A. C. se constituyó formalmente el 25 de agosto de 1990, hecho que quedó registrado ante el Notario Pablo Antonio Pruneda Padilla, responsable de la Notaría Pública No. 155 en la Ciudad de México, D. F. y los que firmaron como fundadores de la Asociación fueron los doctores: Alfonso Cárabez Trejo, Guillermo Carvajal Sandoval, Alberto Hamabata Nishimuta, Alberto Huberman Wajsman, Carlos Larralde Rangel, Jesús Manuel León Cázares, Enrique Piña Garza, Yolanda Saldaña Balmori y Sergio Sánchez Esquivel.

La Asociación surge como una necesidad después de casi nueve años, en los que un grupo de profesores de Bioquímica y ciencias afines, habían estado editando el Boletín de Educación Bioquímica. En 1982 cuando se inició la edición del Boletín, se tenía una idea clara de la necesidad y la riqueza que ofrecería la comunicación entre los profesores de esta disciplina a los que estaban colocados en las distintas escuelas profesionales del campo biológico en las universidades del país.

Al inicio de la edición se contó con el apoyo incondicional de la Facultad de Medicina; posteriormente fueron otras instancias dentro de la UNAM las que permitieron que se siguiera publicando el Boletín, pero se consideró que era inminente la constitución de un organismo que, en principio, integrara a los miembros de la comunidad académica de bioquímicos en el país y que además fuera el respaldo académico para la labor que se había iniciado con la publicación del Boletín de Educación Bioquímica.

Dentro de los principales objetivos de la Asociación está:

Asociar y representar en lo académico a los profesores que practican docencia e investigación en esta disciplina; poner al alcance de los asociados los elementos que les ayuden a mantener un nivel adecuado en su enseñanza; ofrecer foros de expresión y actualización constante; impulsar la investigación tanto científica como educativa; ofrecer a los asociados acceso a textos y material didáctico que conduzca a una mejor docencia; promover eventos para la superación académica de los asociados; asumir la publicación del Boletín de Educación Bioquímica; fomentar las relaciones con otras sociedades de índole semejante.

Desde el inicio de la constitución de la Asociación ha habido anualmente un Congreso, en el que de una forma creciente los profesores tanto asociados como no socios, presentan sus trabajos en el campo de la educación bioquímica y ciencias afines; en los últimos años se ha hecho énfasis en impulsar la investigación educativa y se ha brindado apoyo a aquellos profesores que lo han solicitado. La Asociación ha cumplido con otro de los compromisos que es la publicación del Boletín de Educación Bioquímica, el cual después de cumplir 20 años cambió su nombre por el de Revista de Educación Bioquímica de publicación trimestral que a partir de Marzo del 2010 se publica en línea.